Recomendaciones para leer: Para (no) lectores y sin agujerear la billetera

Recomendaciones para leer

Por Laureana Grumelli.

Al entrar en una habitación [y ver la biblioteca], se reconoce rápidamente de qué está hecho el paisaje mental del dueño de la casa.

Roberto Calasso

En un presente en que las pantallas dominan nuestros consumos, agarrar un libro y adentrarse en su historia, sus personajes y su mundo, puede ser una escapatoria a la realidad digital que nos rodea. Cuando nos sentamos en un sillón con una taza humeante, una mantita y una lectura por delante, el mundo parece lleno de posibilidades. Puede ser en la cama antes de ir a dormir, en el colectivo yendo o volviendo, en una plaza al solcito o en cualquier lugar. Porque no importa donde se encuentre, entrar a otro universo siempre es un viaje digno de tomar lo más seguido posible.

J.K. Rowling dijo que si no te gusta leer es porque no encontraste el libro adecuado, y si bien no es el mejor contexto para citar a Rowling -dado que no para de publicar tweets plagados de transfobia-, no deja de tener razón con respecto a los libros. Así como sobre gustos no hay nada escrito, de todo lo que hay escrito, algo te tiene que gustar. Así que a continuación quiero dejarle algunas recomendaciones, ya sea para adentrarse al mundo literario, o para poder profundizar más en este espectacular e imaginario universo. Si usted ya es unx lectorx asidux, puede saltear los próximos dos párrafos para entrar directamente en las recomendaciones.

Gustos y Fetiches

Primero que nada, hay que identificar qué es lo que más le gusta imaginar y consumir, si fantasía; historias reales; cuentos cortos; libros situados en su país (muchas veces ayuda sentir cerca las narraciones para poder engancharse más, si conoce la esquina en la que se va a encontrar la protagonista, puede imaginarlo mejor); policiales; libros de terror; obras de teatro; poesía, etc.

Una buena manera de reconocerlo es basándose en series y películas que le interesan, por ejemplo, si se encuentra yendo a todos los estrenos de Marvel, o viendo una y otra vez historias de superhéroes, Percy Jackson podría ser una gran historia para comenzar -no lo juzgue la saga escrita por su película porque es el libro peor adaptado de la historia-, con dioses griegos, luchas, secretos, semidioses, búsquedas de tesoro y amistades o enemigos más  mucha inspiración en mitología; como es el caso de los filmes de Thor, por ejemplo. 

Biblioteca
Biblioteca

Una vez que sabe qué tipo de género le gusta, evalúe autorxs, idiomas, trama, extensión y subtópico dentro del género; no es lo mismo un libro de suspenso de Agatha Christie que de Stephen King; y dentro del último puede tener el ejemplar de 11/22/63, una historia con viajes en el tiempo y un intento de evitar el asesina de JF Kennedy, con una duración de 864 páginas; o Cementerio de Mascotas un libro, de 488 páginas, sobre la familia de un doctor que se muda cerca de un cementerio antiguo donde lxs niñxs solían enterrar mascotas, consecuentemente su gato muere y revive -pero distinto-, y el doctor intenta resucitar a su hijo muerto también. Explore qué ideas le atrapan más para pasar su tiempo, y se encontrará rodeadx de personajes tan reales que parecen de verdad. No por nada a veces la vida imita la ficción.

Si encuentra un libro que le tienta la sinopsis o le fue recomendado por alguien que conoce sus gustos, empiece con esperanza, muchas veces lo primeros capítulos pueden no engancharlx, pero hay que darle el mismo beneficio de duda que a una serie que no le atrapa en los dos primeros episodios, aguante a que se desarrolle el conflicto y los personajes. De todos modos no se obligue a terminar un libro que no le gusta, leer por obligación es casi tan tortuoso como estudiar un sábado soleado, y le va a quitar el gusto por empezar un libro nuevo. Lamentablemente hay más libros de los que vamos a poder leer en toda nuestra vida, ni siquiera vamos a poder leer todas las historias que queremos; que digo, probablemente no pueda leer todos los ejemplares que tengo en mi biblioteca.

Rata de Biblioteca

Hablando de bibliotecas, hoy 13 de septiembre es el día del Bibliotecario y la Bibliotecaria. Y en un marco en el que un libro puede ser tan caro como un pasaje en micro, quiero compartirle algunas herramientas para poder leer más, sin perder el sueldo en el intento. La más clásica sigue siendo ir a la biblioteca. En todas las provincias hay bibliotecas, públicas y escolares de las cuales se pueden pedir libros prestados, gratis, simplemente sacando el carnet con su DNI.

Matilda volviendo de la Biblioteca
Matilda volviendo de la Biblioteca

En el caso de CABA, hay múltiples bibliotecas públicas y populares, que permiten sacar hasta tres libros en treinta días, llenando un formulario a través del cual se envía una credencial digital. De esta manera se puede ir a la biblioteca a buscar y retirar libros, o en caso de que ya tenga uno en mente, llamar y preguntar a la sede más cercana si lo tienen para chequear antes de acercarse. 

Intercambio de Libros Apilados

Otra movida interesante para compartir y recibir libros sin gastar fortuna, es Pila de Libros, una web creada por Nacho Damiano que reúne libros para que la gente se los intercambie. Arrancó como una sección dentro del podcast que hacía con Julieta Venegas llamado igual. Lxs usuarixs ofrecían libros en los comentarios de un post semanal con el hashtag #QueGireUnaPilaDeLibros.

Home Pila de Libros
Home Pila de Libros

Según Damiano, es como un tinder de libros, en el que si ambas personas matchean obras que quieren intercambiar, se comparten los datos de contacto para que se puedan encontrar. Para poder formar parte del proyecto de divulgación literaria, primero debe crear un usuario, luego publique los libros que querría intercambiar con otrxs y después busque títulos o autorxs que le interesaría que otras personas le compartan. Para facilitar el hallazgo de obras de interés hay un buscador por zona o libro.

Buscador Pila de Libros
Buscador Pila de Libros

Publicaciones similares en Humanxs

Deja un comentario